Una voz en mi cabeza

Una voz en mi cabeza

Una voz en mi cabeza 

Debes de conocer a tu peor enemigo, porque naciste con él,  y  la madurez que adquiriste con él, la obtuviste, y como los problemas se han hecho parte de la vida nosotros, nuestra especie se ha capacitado en las miles formas de resolver  los diferentes desafíos que les enredan, muchos encuentran la forma de lidiar con sus problemas dándole más problemas a terceros, existe también un grupo que se especializa en disfrazar sus problemas y adaptarse a ellos, a estos parece que le conviene mejor vivir con sus males,  que lidiar con ellos,  otros simplemente se refugian en los vicios para ahogar su pena,  pero en cuanto a mi, en medio de mis dificultades,  me aferro a una sola cosa, como al cansancio le doy descanso, a mis tribulaciones les doy mis sueños y  a mis necesidades les pongo mis logros, ¡bueno!  Digo sueños, que muchas veces no son tan tangibles, pero son más que suficientes para alejar de mi cabeza las voces,  de mis pensamientos las dudas, y de la frustración, del dolor , el sufrimiento.

Mis sueños, son mis armas más letales en contra de todos mis miedos,  del locuaz que llevo en la cabeza, ellos enfrentan a diario cada uno de mis debilidades y revisten a mi realidad, con  certeza de lo que está aún lejos de mi presente, pero ellos son los motivos de mi existencia,  la fuerza que mueve cada a uno de mis deseos y la idea de ser, lo que he de ser. (Me he Creído ALGO)

Muchas veces me quedo mirándome en un espejo, tranquilamente permanezco viéndome a través del reflejo, y mientras enfoco las manchas  del cristal reflector,  en mi mente escucho el cuchicheo de alguien que no quiere ser descubierto, el susurro constante  a mis oídos, y solo repite chillando:   de que soy negro, soy feo, no valgo nada, no importó, si me fueras,  a nadie le importara. Pero de una vez, contrarresto estos dardos de fuego, con una respuesta simple a esta voz, tal vez no valga nada,  tal como dices, que sea negro, ¡negro no!, diría, azul, pero tal vez para otro, no valga nada, pero ¿para ti si?,  Debo de tener algún sentido,  Porque yo sé que no eres omnipresente, para que vengas a resonar en  mis oídos a cantarme mi desproporción, mi desvaluación, cuando existen más de seiscientos  millones de personas en el mundo, ahora mismo, esa atención a mi persona significa,  que tienes un propósito conmigo y quieres hacer algo o quieres que haga algo,  que a ti te conviene, así que, si estoy seguro de algo, es que no te daré el lujo de creerme tal como me ves, de confiar en tu dicho, de seguir escuchando tu cantaleta, como todo lo que me dices y no volveré a fijarme de mi situación, de mi prueba o de mis dificultades, menos de mi apariencia, voy a vivir conforme a lo que pienso ser, a los sueños que entrelazan mis neuronas, en la profundidades de la noche, si quieras usar mis problemas o mi escasez para soplarme depresión, decaimiento de espíritu y miedo a la realidad, usare estas señales de mi presente para enseñarte que puedan ser estos dardos tuyos,  el fuego que avivara la llamas de mi existencia y luego será  el combustible para el despegue de mi nave hacia las estrellas.

Construyo  mi vida de acuerdo a la amplitud de mis sueños, a la extensión de mis pensamientos, como nadie le dará sentido a mis respirar, mejor que yo,  daré a mi suspiro,  un valor  escaso de sentido para ser lo que debo ser y poder desmentir cada una de tus artimañas, en pos de hacer flaquear mi fe antes de llegar a mi destino.

No puedo permitir que mi paseo por este mundo se resuma solo en existir y luego desistir, sino tengo que dejar bien explícito, que pase en esta tierra y deje huellas, surcos y ventajas para aquellos que me seguirán.

No estoy dispuesto a dejar que una voz siniestra me desoriente, tampoco permitiré a nadie, a las costumbres, tampoco a las experiencias de algunos me desilusione, lo común no será un impedimento. Sé que me dirán que nadie ha logrado, ningún quisqueyano lo ha intentado, menos si vinieran de Haití, nada ni nadie  intervendrá entre mi futuro y yo. Ya que soy el único factor que podría obstruir mi camino, por lo tanto me he sincronizado con todo lo que soy e iremos pues detrás de nuestro sueño que es de triunfar, de enaltecer y de hacer brillar dentro de mi esa luz, ilumine los autovías de mis venas hasta bombear este corazón que quiere conquistar todo y cada uno de sus deseos en este mundo.

No permita que nadie por más cercano que sea, delimite tus proyectos, por más preciado que sea, si trata de obstaculizar tus sueños, es tiempo de apartarlo de tu camino y escalar nuevos escalones hacia tu éxito. Y por la voz en tu cabeza, como la mía,  no te preocupes mientras vida tengas, oirás el susurro es estas voces continuamente, solo hazte sordo y enmudécelo con acciones que desmientan sus argumentos.

Esscrito por:  Gardy Helvé

Corrección:    Helena Gonzalez

GhyHg Publications

Agosto 2017

Explora otros Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba